Cuidados

Desde nuestra experiencia y nuestra formación (Curso de fertilidad del macho, curso de adriestramiento canino, curso de bienestar animal, ponencias sobre hembra gestante, nutrición en madre y cachorros, neonatología, nutrición en cachorros a partir de los dos meses, etc.), queremos ofreceros unos consejos básicos sobre la cría del Siberian Husky, aprovechando muchas de las preguntas que nuestros clientes nos hacen cuando se deciden a adquirir un ejemplar de Siberiano. No obstante estaremos gustosos en contestar cualquier otra duda o aclaración.





Recomendaciones para el cuidado del Siberian Husky.-

ALIMENTACIÓN: Una alimentación de alta gama y el ejercicio regular son la mejor herramienta para tener un ejemplar saludable, con un buen pelo, definición física y con una dentadura limpia. El pienso se puede suplementar con vitaminas, aceites de salmón, etc. para conseguir una mejor calidad y/o una muda más rápida, etc. La dosis debe de ser la recomendada por el fabricante del pienso, y aunque el perro parezca que tiene más hambre, debemos evitar sobrealimentarlo, pues esto le puede provocar sobrepeso, diarrea, etc. En temporadas de calor extremo es conveniente guardar al perro en algun lugar donde pueda cobijarse del sol, pues aunque soportan las altas temperaturas, no debemos olvidar de que se trata de un perro nórdico.
CEPILLADO: El cepillado diario del manto con una carda es fundamental para mantener correctamente el pelo del animal. Es recomendable humedecer el manto con agua o con un acondicionador canino antes del cepillado, de este modo evitamos que el pelo pueda romperse.
DESPARASITACIÓN EXTERNA: Durante la temporada de parásitos externos es conveniente utilizar pipetas o collares antiparasitarios. Ningún sistema por sí solo puede acabar con ellos, lo mejor es combinar el uso de un collar o una pipeta con un aerosol para el animal y otro para su entorno.
INTELIGENCIA: El Siberian Husky es un perro muy inteligente, y es necesario estimular este potencial y reconducirlo hacia actividades positivas: paseos, ejercicio, juegos, etc. Un Siberian aburrido es capaz de morder cualquier objeto, cavar, trepar, escapar y un largo etcetera. No es recomendable encerrar a un Siberian en un piso o casa sin darle la posibilidad de salir a correr varias veces al día, ya que es totalmente contraproducente tanto para el perro como para el dueño.
EL PASEO CON CORREA: Es importante acostumbrar al siberian husky desde muy cachorro a no tirar cuando lo llevamos con correa, ya que con el tiempo se acostumbraría a tirar y haría que nuestros paseos no fuesen placenteros, que es de lo que se trata al fin y al cabo. Es muy conveniente utilizar collar educativo y no un arnés, ya que éste último facilita que el animal tire más.
EL PASEO SIN CORREA: Cuando salimos de paseo con un Husky suelto no podemos pretender que vaya a nuestro lado en todo momento o que este a nuestro lado cada vez que lo llamamos. Quiza con un adiestramiento continuado podemos conseguir algo similar con esta raza, pero lo habitual es que el husky solo nos preste atención cuando tengamos algo interesante que ofrecerle, ya sea una golosina, una actividad nueva, un juguete o cualquier otro aliciente que pueda interesarle. Esta raza, aunque nos parezca mentira, se comporta de forma lógica. Solo vendrá a una llamada cuando el perro encuente lógico acudir, ya sea porque le ofrezcamos un premio, porque le demos una caricia o porque le hagamos entender que el paseo a terminado. Si durante el paseo llamamos al perro por puro capricho, lo más probable es que el animal no acuda pues no encuentra lógica la llamada.

PERROS DE EXPOSICIÓN: En las exposiciones caninas se valora tanto la estructura del animal como la belleza del mismo. Es conveniente bañar al perro el día antes de la exposición para presentarlo lo más limpio posible. Si el perro tiene tendencia a acumular sarro en los dientes, será necesario realizarle un cepillado dental. Para evitar el cepillado existen productos para que mastiquen regularmente y puedan eliminar el sarro acumulado. Algunos criadores eliminan con una tijera los pelos largos de los bigotes.
Es recomendable dejar en ayunas al perro el día antes de la exposición, para así conseguir una mayor atención del animal en el ring, y reducir las posibilidades de defecar en los  momentos cercanos a la presentación.   Los premios utilizados en el ring son tan variados como los medios de lograr la atención del animal: salchichas, hígado, salmón, pienso de gato, pan, etc.
  
El ejemplar debe andar a la izquierda del presentador, normalmente el juez indicará hacer alguna figura como un círculo, triángulo, ida y vuelta, etc. y la regla general es que el presentador  no interfiera o se cruce entre el juez y el perro.

La base de un buen entrenamiento es  que sea agradable para el perro y el presentador, y por lo tanto debe realizarse por períodos cortos no superiores a 5 o 10 minutos. Si el perro no está interesado en el ejercicio lo mejor es dejar el entrenamiento hasta el momento en que el animal esté más concentrado.
_________________________________________________________________________

La postura correcta para posar al perro es la siguiente:



·         Las patas delanteras se situarán perpendiculares al suelo y paralelas entre sí. Dejando las manos del perro hacia adelante; corrigiendo ésta posición si el perro se mueve y separa las manos.
·         Las patas traseras extendidas, teniendo en cuenta que también se deben ver perpendiculares al suelo. No se debe exagerar la extensión de las patas traseras pues el perro se sentiría inestable y se movería. Habría que estar pendiente de corregir dicha posición si el animal se mueve.

El presentador se puede colocar de dos maneras:

·         Al costado del perro en el caso que el perro requiera de mayor control para que no se desplace de su pose.
·         Frente al perro (estilo libre), cuando se tenga más experiencia y control sobre el perro.
Lo que se usa para las exposiciones normalmente es un tipo de correa de ahorque, de materiales muy resistentes y finos, es decir delgada, de preferencia del color del cuello del perro y sin adornos. El aro del ahogador debe ir debajo de la oreja izquierda del perro, la parte que va unida a la correa pasará por el frente del cuello del perro.